Julio Maldonado

Artista Plástico

 

Julio Maldonado es un joven artista plástico, músico y representante de la etnia Shipibo – Konibo, de la Amazonía peruana. Nació en 1983, en la Comunidad Nativa Nuevo Nazareth, distrito de Iparía, Provincia de Coronel Portillo – Ucayali, donde pasó su infancia y adolescencia. Posteriormente viaja a la ciudad de Pucallpa.

 

Desde pequeño pintaba con tintes naturales sobre las telas y cerámicos, en su comunidad. En el 2002 egresó de la Escuela de Formación Artística Eduardo Meza Saravia de Pucallpa, tras lo cual se trasladó a vivir en Lima, ubicándose en la Comunidad de Cantagallo.

 

Su carrera artística tiene sus primeros inicios con algunas exposiciones académicas en la Universidad Nacional Mayor de San Marcos y en la Universidad Nacional Federico Villareal. A medida que se empieza a conocer su obra, es invitado a participar en exposiciones colectivas en exposiciones culturales y galerías como Pancho Fierro, Centro Cultural de la Municipalidad de Miraflores, Museo del Barrio (Barranco), Casa de la Literatura Peruana, entre otras.

 

Actualmente Julio Maldonado continúa pintando, y dando a conocer la espiritualidad y experiencias de la cultura Shipibo-Konibo, y contribuyendo con su arte a la identidad y cultura peruana.

Proceso creativo del pintor inspirado en los motivos tradicionales y valores de la cultura Shipibo - Conibo y en la experiencia del bosque tropical.

Julio Maldonado también es músico y promotor de la cultura Shipibo - Conibo. Actualmente se encuentra exponiendo en la Exposición Ruraq Maki organizada por el Ministerio de Cultura.

En julio de 2016, mediante sus colores y mágicos pinceles, Julio Maldonado, junto a otros reconocidos pintores amazónicos como Rember Yahuarcani, Elena Valera y Harry Pinedo, participó en la elaboración de un mural que grafica los orígenes de las culturas Huitoto y Shipibo en el Bulevar Infantil de la Casa de la Literatura Peruana.

Descargar CV

Ayahuasca

Planta Madre, Sabiduría Sagrada

 

“Se cuenta que la liana fue un hombre del cielo y la chacruna una  linda mujer de la tierra que se casaron y al morir, hicieron el juramento que  siempre juntos enseñarían y curarían a los seres humanos, de la tumba del  hombre nació la liana de Ayahuasca y de la mujer nació la chacruna”.

 

La Ayahuasca es una planta madre, considerada sagrada y maestra por los pueblos de la Amazonía. Por ser el espíritu de la naturaleza, constituye el fundamento de la espiritualidad, del chamanismo, de la medicina tradicional y de la cosmovisión indígena. Ha sido utilizada milenariamente por los pueblos indígenas como fuente de sabiduría, salud y reconciliación.

 

  • En idioma shipibo se llama Nishi Cobin, que significa bebida de la sabiduría o bebida de los sabios.
  • En quechua Ayahuasca significa soga de los espíritus, por su etimología Aya (espíritu, muerto) y waska (soga, cuerda), ya que en la cosmovisión de los pueblos nativos el ayahuasca es la soga que permite que el espíritu salga del cuerpo sin que este muera​.
  • En idioma kaxinawá se llama Nixi Pae, que significa 'bebida fuerte’.

“AYAHUASCA”

Banisteriopsis caapi

CHACRUNA

Psychotria viridis

La preparación del Ayahuasca

Chamana pidiendo permiso al bosque para el uso de las plantas sagradas

Cocción de la liana de Ayahuasca con las hojas de Chacruna

Bendición de la Ayahuasca

El Ayahuasca, Yagé, o Nishi Cobin es una bebida utilizada por los pueblos indígenas amazónicos elaborada a partir de la combinación de dos plantas: la liana de Ayahuasca (Banisteriopsis caapi), hervida con las hojas de la Chacruna (Psychotria viridis)​.

 

La bebida de la Ayahuasca es utilizada de manera ritual y religiosa para realizar una conexión introspectiva con dimensiones profundas de la realidad, que permiten el acceso a mundos mágicos. Constituye una experiencia personal de expansión de la conciencia, gracias a las propiedades espirituales de esta planta maestra.

 

Su preparación consiste en una elaborada ceremonia sacramental de ofrenda a la planta maestra, para que esta nos guíe en la búsqueda de la verdad, la sabiduría y la sanación.

EL CHAMÁN

Guía Espiritual

 

El Chamán, es un hombre o mujer sabio, maestro o sanador, miembro de la comunidad, al que se le atribuye la capacidad de modificar la realidad o la percepción colectiva de esta, más allá de cualquier relación causal, con la finalidad de curar tanto el cuerpo como el alma, así como restaurar la armonía entre el hombre, su mundo espiritual y el mundo físico.

 

El Chamán tiene como función salvaguardar la espiritualidad y la salud física y mental de los miembros de la colectividad. También puede comunicarse con los espíritus del bosque y del cosmos, a los cuales invoca mediante elaborados rituales de sanación y purificación, a la vez que puede manejar las fuerzas sobrenaturales y de la naturaleza. Presenta habilidades visionarias y adivinatorias.

 

Su don es recibido por herencia y por vocación. Para ser Chamán se requieren años de una rigurosa preparación física y espiritual, entrenamiento y aprendizaje bajo la guía de un maestro. Incluye pasajes de iniciación, consistentes en largos ayunos, retiros y, en ciertos casos, ingestión de plantas madre.

Chamanes del pueblo Shipibo - Konibo orando a las fuerzas de la naturaleza.

Madre Chamana y Protectora

Julio Maldonado – Rawa

2016

Acrílico sobre lienzo

Colección Privada

Madre Chamana con Ayahuasca

Julio Maldonado – Rawa

Acrílico sobre lienzo

Exposición Colectiva de pinturas amazónicas: Cuando la Selva ruge

Barranco (Lima), 2013

EL ICARADO U ORACIÓN

Inicio del Ritual

 

El chamán convierte a los espíritus de la naturaleza y de los hombres en sus familiares. Estos pueden realizar viajes al mundo espiritual mediante estados modificados de conciencia para recibir conocimientos, consejos y verdades reveladas a través de la sabiduría de las plantas, los animales o de los espíritus del bosque.

 

El ritual se inicia con una oración o con cantos de los ícaros para solicitar permiso a los espíritus, agradecer y también para invocar el poder protector de las fuerzas de la naturaleza.

Icariado u Oración

Julio Maldonado – Rawa

Acrílico sobre lienzo

50 x 70 cm

Colección Privada

Icariado a la Yacumama

Julio Maldonado – Rawa

2014

Acrílico sobre lienzo

67.3 x 47 cm

Colección Privada

LAS VISIONES

Fusión y Reconciliación con el Cosmos

 

El ritual de la Ayahuasca es un proceso de búsqueda y aprendizaje espiritual, a través del cual se nos revelan imágenes, símbolos, pensamientos, percepciones y sensaciones de nuestras experiencias personales de vida en el pasado y presente; orientan nuestra visión y preguntas respecto al futuro, a nuestra familia, salud, miedos y dolores personales, a través del contacto con los espíritus de la naturaleza, y se nos revelan verdades ocultas que buscamos conocer, así como posibles caminos de sanación o cura.

 

El ritual del Ayahuasca promueve el acceso a estados modificados de conciencia en los que se suceden visiones, emociones diversas y procesos de catarsis a los que las tradiciones amazónicas reconocen un valor sanador, tanto para el cuerpo como para el espíritu, a nivel personal y de la comunidad.

Invocación al Espíritu del Bosque

Julio Maldonado – Rawa

Julio del 2016

Acrílico sobre lienzo

38.5 x 69.5 cm

Colección Privada

La Transfiguración

Diálogo con la Naturaleza

Julio Maldonado – Rawa

Acrílico sobre lienzo

Colección Privada

La Transfiguración de la Chamana

Julio Maldonado – Rawa

Acrílico sobre lienzo

Colección Privada

La Fusión con el Espíritu del Bosque

La visión desde el bosque

Julio Maldonado – Rawa

2016

Acrílico sobre lienzo

Colección Privada

El Chamán - Jaguar

Julio Maldonado – Rawa

2011

46 x 43.4 cm

Acrílico sobre lienzo

Colección Privada

La Yacumama

Fragmento Cabeza de Yacumama

Julio Maldonado – Rawa

Acrílico sobre lienzo

Cosha

Julio Maldonado – Rawa

2012

Acrílico sobre lienzo

70 x 80 cm

Protección

Julio Maldonado – Rawa

2015

Acrílico sobre lienzo

60 x 100 cm

Aprendizaje y Reconciliación

La Madre Naturaleza

Julio Maldonado – Rawa

2012

Acrílico sobre lienzo

Renacimiento de la Vida

Julio Maldonado – Rawa

2011

Acrílico sobre lienzo

24.6 x 39.1 cm